13 de octubre: Porque yo importo tanto como paciente y como persona

Cuando no se puede curar, se palia, cuando ya no se puede paliar, se acompaña. Dado que la mayoría de las enfermedades raras no tiene una cura, ni tratamiento específico, pueden surgir en las personas que las padecen y sus familias, diferentes trastornos psicológicos como depresión o ansiedad. El remedio que queda para aliviar el dolor físico y estas necesidades, son los cuidados...