Habla de tus alegrías, no de tus penas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: